Información

22 de mayo de 1944


22 de mayo de 1944

Mayo

1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031

Italia

Las tropas canadienses rompen la línea Adolf Hitler



27 de mayo de 1944. Mujeres y niños judíos que llegan al campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau en Polonia.

Es un hermoso trabajo de restauración y estas cosas son importantes, pero Dios, no lo entiendo.

Estoy contigo, nunca puedo entender qué es lo que impulsa a una persona o un grupo de personas a hacer lo que hicieron. Sé que todavía hay personas en todo el mundo que continúan haciendo cosas horribles, pero nunca puedo entender su mentalidad para realizar actos tan bárbaros.

De acuerdo, y agregar color a esta escena la hace mucho más impactante.

EDITAR: El campo de exterminio en ocupado Polonia

Una foto aleccionadora en el 70 aniversario.

Del Archivo Yad Vashem, fuente aquí.

Los judíos fueron sacados de los trenes de deportación a la rampa donde enfrentaron un proceso de selección: algunos fueron enviados inmediatamente a la muerte, mientras que otros fueron enviados a trabajos esclavos.

Esta foto es del Álbum de Auschwitz, una colección de 193 fotos que sirven como la única evidencia visual sobreviviente del proceso que condujo al asesinato en masa en Auschwitz-Birkenau. Puede encontrar más información aquí.

Siempre me he preguntado cómo decidieron quién murió y quién vivió. ¿Fue al azar?

Es triste mirar esta imagen y pensar que es completamente posible que ninguna de estas personas haya sobrevivido.

Nunca debemos olvidar a esta gente ...

Y deberíamos golpear a los negadores del Holocausto directamente en las bolas. Duro.

Cada uno de esos niños podría haber tenido solo una hora de vida después de que se tomó esta foto. Simplemente desgarrador.

Eso es lo que resulta tan inquietante de mirar las imágenes de la Solución Pre-Final. Es probable que la mayoría de las personas en las imágenes murieran poco después de ser fotografiadas.

Absolutamente impactante lo real que se vuelve esto tan pronto como le agregas algo de color. Todavía estoy luchando por entender cómo pudo suceder esto hace solo 70 años, es simplemente imposible de imaginar / darme cuenta, pero extrañamente, con el color me golpea aún más fuerte de lo que normalmente lo hace, simplemente lo hace parecer más presente, cuando una imagen es blanco y negro, siempre se ve algo surrealista, como si fuera de una época totalmente diferente.

Alguien debería colorear este también, la forma en que esos niños se toman de la mano me dan ganas de llorar cada vez que lo veo.

Las estrellas judías en la ropa es lo que realmente me atrae. Estaban marcados como bestias. Y lees sobre las estrellas, y seguro que las ves en blanco y negro. Pero ver realmente la brillante estrella amarilla de David contrastando tan vívidamente con su ropa. Gritando lo que son y su inevitable destino.

Alguien debería colorear este [1] también, la forma en que esos niños se toman de la mano me dan ganas de llorar cada vez que lo veo.

Mi hijo mayor es un poco mayor de lo que parece el niño del medio, y él & # x27d sería el tipo de persona que toma las manos de los niños más pequeños & # x27 para que se sientan un poco mejor.

Mirando la leyenda, tal vez el último paseo que hicieron esos niños.

Me resulta bastante fácil (relativamente hablando) aceptar que la guerra en general es mala pero a veces inevitable. Pero, simplemente matar a tantos civiles a sangre fría, es completamente diferente pensar en ello. A veces, estas fotos e historias del holocausto realmente me impactan.


Hellcat News, vol. 2, núm. 16, Ed. 1, 25 de mayo de 1944

Boletín publicado por la 12a División Blindada & quotHellcat & quot del Ejército de los EE. UU., Donde se tratan noticias relacionadas con las actividades de la unidad y miembros de la división.

Descripción física

Información de creación

Contexto

Esta periódico es parte de la colección titulada: Consorcio de Bibliotecas de Abilene y fue proporcionada por el Museo Conmemorativo de la 12a División Blindada a The Portal to Texas History, un depósito digital alojado por las Bibliotecas de UNT. Ha sido visto 96 veces. Puede ver más información sobre este problema a continuación.

Personas y organizaciones asociadas con la creación de este periódico o su contenido.

Autor

Editor

Audiencias

¡Consulte nuestro sitio de Recursos para educadores! Hemos identificado esto periódico como un fuente principal dentro de nuestras colecciones. Los investigadores, educadores y estudiantes pueden encontrar útil este tema en su trabajo.

Proporcionado por

Museo Conmemorativo de la 12a División Blindada

Este museo está ubicado en Abilene y sirve como museo de exhibición y enseñanza para el estudio de la Segunda Guerra Mundial y su impacto en el pueblo estadounidense. Contiene principalmente archivos, recuerdos e historias orales de la 12a División Blindada de la Segunda Guerra Mundial, junto con equipos y materiales seleccionados prestados o donados por otros.


Historia [editar | editar fuente]

Activación [editar | editar fuente]

El 22º Regimiento de Infantería de Marina se activó el 1 de junio de 1942 en Camp Elliot en San Diego, California (área de la tienda de Linda Vista) y # 8212 el primer regimiento de infantería (Equipo de Combate Regimental) designado como una unidad "independiente" después del inicio de la Guerra Mundial. II. El 18 de junio, el 22 de infantería de marina se embarcó para el teatro del Pacífico, donde el regimiento se utilizó para la defensa de la isla mientras realizaba entrenamiento de unidades pequeñas durante aproximadamente un año y medio & # 8212 primero en las selvas del oeste de Samoa y luego a partir de noviembre de 1943. Maui, Hawaii y Wallis Island & # 8212 antes de ver el combate en febrero de 1944. & # 911 & # 93 & # 912 & # 93

Islas Marshall: Batalla de Eniwetok [editar | editar fuente]

(22 ° Marines: Mención de la Unidad de la Armada, 17 al 22 de febrero de 1944)

El 18 de febrero de 1944, el 22 de Infantería de Marina al mando del Coronel John T. Walker, participó en la Batalla de Eniwetok, en la zona noroeste de las Islas Marshall, capturando las islas de Engebi en 6 horas, Atolón de Eniwetok el 21 de febrero con el 1er y 3er Batallón del 106o Regimiento de Infantería de la 27a División de Infantería, y Parry el 22 de febrero. El 22o Marine procedió a tomar Kwajalein y Roi-Namur del 7 de marzo al 5 de abril. Esta fue la primera unidad del Cuerpo de Marines en emplear formalmente tácticas del equipo de bomberos en combate. El 6 de abril, el regimiento de Infantería de Marina fue enviado a Guadalcanal para descanso, reemplazos y entrenamiento adicional. & # 912 & # 93 & # 913 & # 93

Islas Salomón del Sur, Guadalcanal [editar | editar fuente]

1ª Brigada Marítima Provisional [editar | editar fuente]

Se descubrió en Guadalcanal que unos 1800+ miembros de la 22ª Infantería de Marina habían sido infectados mientras entrenaban en Samoa en 1942 y 1943 con la enfermedad tropical de manifestación lenta Filariasis, que causa Elefantiasis. El regimiento de infantería de marina fue reemplazado por 500 infantes de marina y miembros del cuerpo de la Armada que eran excedentes con la 3ra División de Infantería de Marina y reemplazos de los Estados Unidos. Esto redujo en gran medida el número de infantes de marina experimentados, miembros del cuerpo y líderes dentro del regimiento justo antes de la Batalla de Guam en julio. Para la invasión de la Isla de Guam, el 4º Regimiento de Infantería de Marina, el 22º Regimiento de Infantería de Marina y el 305º Regimiento de Infantería del Ejército formaron el núcleo de la 1ª Brigada de Infantería de Marina Provisional que fue reactivado el 18 de abril de 1944 en Guadalcanal. & # 912 & # 93

Islas Marianas: Batalla de Guam [editar | editar fuente]

(1a Brigada de Infantería de Marina Provisional: Encomio de la Unidad de la Armada, del 21 de julio al 10 de agosto de 1944)

El 21 de julio de 1944, la 1ª Brigada de Marina Provisional asaltó y aterrizó al sur de la península de Orote en Guam, la isla más grande de las Islas Marianas. La 3.ª División de Infantería de Marina desembarcó al norte de la península. El 1. ° Batallón, 22 ° Marines aterrizó en la playa Amarilla 1, que estaba justo al norte de la ciudad de Agat, el 2. ° Batallón, 22 ° Marines desembarcó en Amarillo 2, y el 3. ° Batallón, 22 ° Marines en reserva aterrizó en Amarillo 1. En aproximadamente 20 días de lucha la isla fue declarada libre de resistencia organizada. El 23 de agosto, el 4º y el 22º Regimientos de Infantería de Marina zarparon de regreso a Guadalcanal. & # 912 & # 93

Guadalcanal [editar | editar fuente]

6ª División de Marines [editar | editar fuente]

La 1ª Brigada Provisional de Infantería de Marina se disolvió en septiembre de 1944 en Guadalcanal. En septiembre se unieron el 4 °, el 22 ° y el 1 ° Batallón, el 29 ° y las unidades de apoyo y los 2 ° y 3 ° Batallones, 29 ° Marines de los Estados Unidos para formar la 6 ° División de Infantería de Marina en Guadalcanal, que se activó el 25 de septiembre. & # 912 & # 93

Islas Ryukyu (Japón): Batalla de Okinawa [editar | editar fuente]

(6ta División de Infantería de Marina: Mención de unidad presidencial, 1 de abril al 21 de junio de 1945)

El 1 de abril de 1945, durante la invasión de Okinawa, el 22º de Infantería de Marina desembarcó en Green Beach, donde aseguraron el flanco izquierdo de la fuerza de desembarco. Después del desembarco, avanzaron hacia el norte con el resto de la 6.ª División de Infantería de Marina y aseguraron la parte norte de la isla. El 13 de abril, el 2º Batallón, 22º de Infantería de Marina llegó a Hedo-Misaki en el extremo norte de la isla. Finalmente fueron derribados hacia el sur y colocados en la línea a la derecha de la 1ª División de Infantería de Marina, donde eventualmente asegurarían la ciudad de Naha mientras sufrían muchas bajas. El 16 de mayo, se ordenó al 22º de Infantería de Marina que capturara Sugar Loaf Hill, que fue capturado con el 29º de Infantería de Marina en dos días. Después de los combates en Okinawa el 21 de junio, el 22º de Infantería de Marina fue trasladado a Guam para descansar y reacondicionarse.

Norte de China [editar | editar fuente]

Mientras se recuperaba en Guam, la guerra terminó el 2 de septiembre de 194. El 22º de Infantería de Marina recibió una orden de advertencia para que se preparara para trasladarse a China. Toda la 6.a División de Infantería de Marina fue enviada al norte de China con la misión principal de aceptar la rendición de las fuerzas japonesas allí y ayudar a repatriar a esos soldados y otros ciudadanos japoneses de regreso a Japón. El 22º de Infantería de Marina desembarcó en Tsingtao el 11 de octubre de 1945 y todavía estaba allí el 26 de marzo de 1946 cuando la 6ª división fue oficialmente desactivada.

Reactivación y desactivación del amplificador [editar | editar fuente]

El 22º de Infantería de Marina fue reactivado como Tropas de Demostración Escolar en las Escuelas del Cuerpo de Infantería de Marina, Quantico, Virginia, el 1 de septiembre de 1947. Entre sus funciones estaba la capacitación de nuevos Oficiales del Cuerpo de Marines en la Escuela Básica, Quantico, VA. El regimiento fue completamente desactivado el 17 de octubre de 1949.


Una joven escribiendo una nota de agradecimiento a su novio en la Marina por el cráneo de un soldado japonés que envió, 22 de mayo de 1944 [500x508]

Aprecio la calavera que me enviaste. Me pregunto si convertirlo en un adorno para el césped o en una simple maceta para la sala de estar.

Espero su próximo recuerdo, pero envíelo limpio. El hedor de la carne hirviendo aún persiste en la cocina.

El collar de orejas y narices llegará el próximo mes.

¿Tienes más información? ¿Está preparado para hacer propaganda?

Esto definitivamente sucedió durante la guerra en múltiples ocasiones. Lo que digo es que te amo como las calaveras de tus enemigos.

La única información que puedo encontrar es que la fotografía fue tomada por Ralph Crane y que apareció como la `` imagen de la semana '' en la revista Life el 22 de mayo de 1944 con la siguiente leyenda:

“Cuando se despidió hace dos años de Natalie Nickerson, de 20 años, una trabajadora de guerra de Phoenix, Arizona, un apuesto y corpulento teniente de la Marina le prometió un japonés. La semana pasada, Natalie recibió un cráneo humano, autografiado por su lugarteniente y 13 amigos, e inscrito: "Este es un buen japonés, uno muerto recogido en la playa de Nueva Guinea". Natalie, sorprendida por el regalo, lo llamó Tojo. Las fuerzas armadas desaprueban fuertemente este tipo de cosas ''.


¿Qué pasaría si los aviones de reconocimiento Arado 234 estuvieran listos cuatro meses antes, a principios de mayo de 1944? ¿Cuál es el impacto en la invasión?

Post por Lars & raquo 25 nov 2020, 20:31

La primera misión de reconocimiento a reacción del mundo fue a principios de agosto de 1944, cuando el Arado 234 estuvo listo por fin. Pero, ¿y si hubiera estado listo cuatro meses antes, a principios de mayo de 1944, que es un mes antes de la invasión?

¿Conseguirían los alemanes una mejor información sobre la fecha y el lugar de la invasión, y dejarían de creer que iba a haber otra invasión en Calais?

Re: ¿Qué pasaría si los aviones de reconocimiento Arado 234 estuvieran listos cuatro meses antes, a principios de mayo de 1944? ¿Cuál es el impacto en la invasión?

Post por Sheldrake & raquo 26 nov 2020 11:39

La masa de envío en Southampton dice lógicamente entre Cherburgo y Dieppe. También hubo una gran cantidad de barcos en el estuario del Támesis, así como lanchas de desembarco señuelo a través de puertos y arroyos en el sureste.

Durante las semanas posteriores al Día D, los alemanes pensaron que Normandía era una finta y que el verdadero desembarco podría ser en el Pas de Calais. Hubo razones para esto
# 1 Los alemanes también sobrestimaron el tamaño de las fuerzas aliadas en el Reino Unido, con la ayuda del plan de engaño.
# 2 En operaciones aliadas pasadas en el Mediterráneo había habido más de un desembarco. (Baytown y Avalanche)
# 2 Sin ser conscientes del puerto de Mulberry o de las implicaciones logísticas de DUKW y LST, los alemanes subestimaron la velocidad y escala de la acumulación de fuerzas en tierra.

Quizás Arado 234 podría haber cambiado esto. Tal vez no

Re: ¿Qué pasaría si los aviones de reconocimiento Arado 234 estuvieran listos cuatro meses antes, a principios de mayo de 1944? ¿Cuál es el impacto en la invasión?

Post por Lars & raquo 26 nov 2020 17:47

Si la masa de barcos en Southampton dice lógicamente que la invasión caerá entre Cherburgo y Dieppe, entonces eso debería decirles a los alemanes que Normandía era el objetivo, a menos que el plan de engaño también estableciera que la "flota de invasión de Calais" estaba en Southampton para evitar ataques aéreos.

Quizás donde los Arados tendrían el mayor impacto sería cuando se trata de la fecha y no el lugar de la invasión. La invasión estaba programada para el 5 de junio, pero se pospuso un día mientras estaba en el mar. Diría que detectar esta flota con toda probabilidad significa que los alemanes estarán listos a lo largo de toda la costa de Normandía el 6 de junio.

Además, significaría algunas batallas navales interesantes al margen de la flota de invasión el 5 y el 6 de junio entre torpederos alemanes y barcos aliados.

Entonces, ¿cómo suena esta conclusión?

* Si los aviones de reconocimiento Arado 234 estaban listos un mes antes de la Invasión, esto al menos probablemente debería haber alertado a los alemanes sobre la FECHA, pero tal vez NO el lugar.
* Si la flota de invasión del 5 de junio se encuentra todavía en el mar en un área que solo puede significar que la invasión será en Normandía, entonces se revelará tanto la fecha como el lugar.

Re: ¿Qué pasaría si los aviones de reconocimiento Arado 234 estuvieran listos cuatro meses antes, a principios de mayo de 1944? ¿Cuál es el impacto en la invasión?

Post por Carl Schwamberger & raquo 26 nov 2020, 21:52

Holt en los 'Deceivers' se refiere al plan de engaño de QUICKSILVER como probar el camuflaje y el engaño o las instalaciones ficticias con el reconocimiento fotográfico de los Aliados. Más allá de eso, todo el esquema FORTITUDE / QUICKSILVER fue escrito como un plan integrado con los componentes inalámbricos, físicos y de agente cuidadosamente integrados. Todo fue escrito bajo el supuesto de que los alemanes tendrían éxito en algún nivel en sus esfuerzos de inteligencia. Que no todos los agentes serían controlados por el sistema XX, que no se aceptarían todas las transmisiones de radio falsas y que algún reconocimiento aéreo tendría éxito. El éxito de FORTITUDE y sus componentes fue una sorpresa para los servicios de inteligencia aliados.

Otro punto es que no todas las fuerzas de asalto aliadas se reunieron en el sur de Inglaterra. El cuerpo estadounidense responsable de UTAH Beach comerciaba en Irlanda del Norte y se embarcó allí un día antes. Porciones de los otros grupos se dispersaron hacia el norte en las tierras centrales y no comenzaron el movimiento hacia los puertos hasta el último minuto. Por último, tenga en cuenta que uno de los grupos de asalto británicos y un considerable seguimiento de las fuerzas se embarcaron en los puertos de Londres y relacionados con el río Támesis. La inteligencia alemana los habría encontrado en el sureste de Inglaterra porque ahí es donde estaban.

En otros lugares, he visto afirmaciones de que algunas misiones de reconocimiento fotográfico alemanas tuvieron éxito de enero a mayo, pero no pudieron encontrar colaboración. Es posible que hayan volado para evaluar el daño de los bombarderos de invierno en el Reino Unido o los primeros ataques V1.

Re: ¿Qué pasaría si los aviones de reconocimiento Arado 234 estuvieran listos cuatro meses antes, a principios de mayo de 1944? ¿Cuál es el impacto en la invasión?

Post por Carl Schwamberger & raquo 26 nov 2020 22:16

Estrictamente hablando, el inicio de las operaciones aerotransportadas poco después de la medianoche provocó que los Ejércitos 7 y 15 se pusieran en alerta máxima. Los sobrevivientes alemanes describieron que los levantaron de sus camas entre las 02:00 y las 03:00 en sus posiciones de batalla a las 05:00. Las gotas de paracaídas ampliamente dispersas disiparon cualquier pensamiento de que se trataba de un simulacro. Hubo otras dos alertas / simulacros completos en mayo y algunos locales más pequeños.

Una lancha patrullera y una lancha utilitaria de LeHavre chocaron con la flota aliada después de la 01:00 del 6 de junio. Ninguno de los dos pudo transmitir un mensaje de radio y ambos salvaron a sus tripulaciones corriendo a tierra y abandonando sus botes.

Entonces, ¿cómo suena esta conclusión?

* Si los aviones de reconocimiento Arado 234 estuvieran listos un mes antes de la Invasión, esto al menos probablemente habría alertado a los alemanes sobre la FECHA, pero tal vez NO el lugar.
* Si la flota de invasión del 5 de junio permanece quieta en el mar en un área que solo puede significar que la invasión será en Normandía, entonces se revelará la fecha y el lugar.


22 de mayo de 1944 - Historia

Si Camp Polk era miserable, la vida a bordo de la marina mercante SS Sea Pike fue el infierno. Durante tres semanas, el 511º PIR cruzó el Pacífico a bordo del Sea Pike, solo, soportando duras condiciones bajo cubierta y largas filas para sus dos comidas diarias. La comida era horrible (así que robaron la de la tripulación), las bodegas olían y, como exclamó el primer teniente de la Compañía D, Andrew Carrico III, los hombres estaban "aburridos como el infierno". El juego era común y muchos Ángeles dormían en la cubierta por la noche para disfrutar del aire más fresco. Los paracaidistas empezaron a detestar a la tripulación de la marina mercante y cuando llegaron a Nueva Guinea, los Ángeles llamaron al Sea Pike "La venganza del Kaiser".

Sobre

Utilizando experiencias de primera mano y entrevistas con miembros de el 511 ° PIR, incluido su abuelo, el primer teniente Andrew Carrico de la Compañía D, Jeremy cuenta la historia completa de este regimiento histórico. Desde Camp Toccoa hasta Tokio, y los campos de entrenamiento de Camp Mackall y Nueva Guinea hasta el combate de pesadilla de las campañas de Leyte y Luzon, Cuando los ángeles caen es una narrativa magistral de un ex periodista e historiador que aquí cuenta la historia completa de un grupo de héroes estadounidenses, los paracaidistas de élite Ángeles en la Segunda Guerra Mundial.


La memoria colectiva de la Segunda Guerra Mundial en Francia

Durante el llamado "Años oscuros" De 1940-1944, la nación francesa fue sometida a una serie contradictoria de imposiciones externas, tribulaciones forjadas por los indígenas y triunfos agridulces [1]. Por un lado, el Tercera República fue rápida y ampliamente derrotada en mayo-junio de 1940 & # 8211 una humillación a la que Marc Bloch se refiere como una "Extraña derrota"& # 8211 y durante los siguientes cuatro años suelo francés se convirtió en testigo de la indignidad de Petainismo, junto con la abominable culminación del antisemitismo incubado de forma nativa en Vel d’Hiv [2]. Por otro lado, los grupos de resistencia jugaron un papel integral en la liberación de 1944 y, finalmente, Francia emergió de la guerra como una potencia victoriosa [3]. A la luz de este patrimonio histórico ambiguo y controvertido, tal vez no sea sorprendente que la memoria colectiva de la guerra en Francia se haya definido por la existencia de narrativas contrapuestas y controvertidas [4]. Como el Cuarta República disuelta en la Quinta, una estrecha interpretación gaullista de la guerra llegó a dominar el recuerdo nacional [5]. Sin embargo, la proliferación de desafíos académicos y culturales al "Mito de la resistencia" desde la primavera de 1968, el más famoso de los cuales sigue siendo el documental de 1970 de Marcel Ophuls "Le Chargin et la Pitie", ha dado una importancia cada vez mayor a los crímenes del régimen de Vichy en la memoria francesa [6].

El autor sugiere que, durante las últimas seis décadas, la memoria colectiva de la Segunda Guerra Mundial en Francia ha estado centralmente implicada e influenciada por debates sociopolíticos más amplios relacionados con la naturaleza de la identidad nacional francesa.

El discurso se estructurará de una manera que se relacione con los vectores primarios de la memoria francesa con respecto a "Les annes noires". La primera sección examinará la importancia de la resistencia a la identidad de la posguerra en Francia. La segunda sección se centrará en el impacto de la colaboración en tiempos de guerra en la psique francesa.

I) (Re) construir la identidad nacional francesa: resistencia

"Si De Gaulle no hubiera existido, lo habríamos creado"
Un delegado no identificado del Metropolitan Resistance Group [7]

Desde la Revolución Francesa de 1789 ha habido una marcada tendencia, tanto entre los académicos como entre los políticos, a conceptualizar la historia francesa en términos de etapas de decadencia, caída y renovación. Esta narrativa cíclica, que gozó de una preeminencia historiográfica y cultural sin precedentes hasta la década de 1970, es fundamental para comprender los diferentes contornos de la memoria nacional francesa pertenecientes a la Segunda Guerra Mundial [8]. En un contexto gaullista de posguerra, aunque no necesariamente exclusivamente, se consideró que el otoño de 1940 era indicativo de la decadencia y declive de la Tercera República, mientras que las heroicas hazañas de la resistencia y eventual liberación representaron un momento fénix de renacimiento nacional [9]. Como señala Raoul Girardet, este tropo se ha "incrustado en las construcciones de la identidad nacional francesa" y se ha "utilizado constantemente con un efecto considerable en el discurso político" [10]. De hecho, la memoria colectiva en gran parte consensuada de la guerra que se materializó después de 1944 estaba intrínsecamente ligada a los intentos de ciertos sectores de la élite francesa, más notoriamente De Gaulle y sus seguidores, de establecer una legitimidad política interna, mientras que simultáneamente restauraban a los franceses. Grandeza. Tal tarea requirió el desarrollo de dos "Mitologías"[11].

El primero de ellos tomó la forma del gaullista "Mito de la resistencia", una memoria-narrativa que tuvo su génesis en el período posterior a la liberación & # 8211 alcanzando su cenit durante las décadas de 1950 y 1960 & # 8211 pero que sigue siendo un componente omnipresente del recuerdo francés [12]. Los sucesivos líderes franceses de la posguerra, conscientes de los actos de retribución a menudo brutalmente nihilistas llevados a cabo contra supuestos colaboradores a lo largo de 1944-45, fueron sumamente sensibles al potencial de la división de los años de ocupación para crear una barrera a la renovación nacional [13]. Había interés, por tanto, en ofrecer a los franceses “un espejo unitario y unificador de su pasado inmediato” [14]. El mito gaullista, con su noción inclusiva de toda la nación francesa enfrentada en una noble lucha contra el invasor alemán, ciertamente cumplió este criterio. Más que ser un fenómeno exclusivamente galo, Vichy fue presentado como una aberración temporal y extranjera, y la colaboración como la retirada de unos pocos reaccionarios e indeseables [15]. Richard Goslan observa que este empapelar los elementos más nocivos del pasado francés en tiempos de guerra, junto con la elevación de una historia mítica con sus propias imágenes y héroes al centro de la memoria nacional, fue "crucial para ... la recuperación nacional y para la capacidad de Francia". verse a sí mismo en una luz… positiva ”[16]. El atractivo principal de tal descripción de la guerra, tanto a nivel político como socio-psicológico, radica en su externalización de la responsabilidad por las injusticias perpetradas durante la ocupación únicamente sobre los alemanes. Podría decirse que esto se reflejó en el alcance limitado de la purificación, así como el énfasis dado a la traición, en oposición a la persecución racial, durante los juicios de Laval, Pétain y otras luminarias vichyitas [17].

Un segundo mito, aunque igualmente influyente, que se grabó en la memoria francesa después de la guerra fue el de "Autoliberación". Este relato buscó explícitamente restar importancia a la participación de las naciones aliadas en la liberación de Francia, presentando la victoria de 1944-45 como una salvación casi exclusivamente local [18]. La posición característicamente intransigente de De Gaulle sobre este tema era evidente ya en agosto de 1944 & # 8211 “¡París liberado! Liberado por sí mismo, liberado por su pueblo ... con el apoyo y la ayuda de toda Francia ”[19]. Como señala Lagrou, ser liberado, en contraste con liberarse uno mismo, es “un modo demasiado pasivo para celebrar la recuperación de la independencia nacional, y la gratitud es una base débil para la identidad nacional” [20]. El mito de la autoliberación, sin embargo, no fue solo un proyecto gaullista. Un clima de antiamericanismo, que era sintomático de los grupos de izquierda europeos de la posguerra, fue un facilitador clave de su perpetuación [21]. Fundamentalmente, la ignominia de tener que tocar el tercer violín para los estadounidenses y británicos durante la "Años oscuros", y la preocupación por mantener la autonomía internacional que esto imbuyó entre los políticos, tuvo un impacto sustancial en la memoria francesa, guiando directamente la política exterior de Francia de posguerra [22]. La decisión de perseguir una disuasión nuclear independiente, el veto francés de la solicitud británica de unirse a la CEC, la retirada de 1966 de las estructuras de mando de la OTAN y la enérgica condena del presidente Mitterrand de la Cumbre de Reykjavik, pueden verse en este contexto [23 ].

Además de promover la reconciliación nacional y la independencia, había un deseo por parte de la clase dirigente gaullista de apropiarse del manto de la resistencia y disociar el Cuatro y Quinta República desde el Tercera, lo que demuestra su propia autoridad [24]. Sin embargo, a pesar de la exitosa marginación del papel desempeñado por la resistencia interna (mayoritariamente comunista) después de la guerra, sería una abstracción sugerir que los vectores de la memoria francesa que se ajustan a la "La Resistance" son enteramente una construcción gaullista. Algo contrario a la intuición, la izquierda organizada, en concierto con intelectuales de alto perfil como Jean-Paul Sartre y Albert Camus, estuvo implícita en la instrumentalización del legado de la resistencia y, como resultado, en el fortalecimiento de la hegemonía de la interpretación de la guerra de De Gaulle. [25]. los PCF, por ejemplo, aprovechó descaradamente su asociación con la resistencia al referirse a sí misma como el “partido de los 75.000 disparos” [26].

Es pertinente señalar que la persistencia de la resistencia "imagen' en la memoria francesa puede considerarse en un grado considerable como una consecuencia, así como una fuente, del contexto sociopolítico específico de la posguerra en Francia. Los desafíos planteados por la descolonización en Indochina y Argelia, junto con las dificultades para adaptarse a las nuevas dinámicas políticas internacionales de la Guerra Fría, relegaron los conflictos de 1940-1944 al margen de la conciencia nacional [27]. Al mismo tiempo, el pináculo del dominio absoluto del mito de la resistencia sobre los discursos públicos y políticos, cuya potencia se destacó por la conformidad socioideológica manifestada en el traslado de las cenizas de Jean Moulin al Partheon en 1964 [28], coincidió con un extenso período de expansión económica conocido como les trentes glorieuses. Según Wood, esto inculcó a los franceses una imagen positiva de sí mismos y proporcionó un "mecanismo central de cohesión nacional". La represión de los aspectos más problemáticos de la experiencia de Francia en tiempos de guerra se hizo mucho más fácil [29]. Eso no quiere decir que la utilidad política de estos mitos haya disminuido en un escenario contemporáneo. Por el contrario, las tensiones causadas por la fragmentación de la sociedad francesa a lo largo de líneas étnicas, religiosas y políticas durante las últimas tres décadas han llevado a su inclusión continua en los debates sobre la identidad nacional francesa [30]. De hecho, Nicolas Sarkozy ha asociado sistemáticamente su presidencia con las supuestas virtudes de la resistencia, pidiendo a Francia que abandone la “postura de arrepentimiento” adoptada por Jacque Chirac [31].

Aunque se basan en cierta medida en realidades tangibles, las narrativas de memoria interconectadas de resistencia y "Autoliberación" son en gran medida de naturaleza simbólica y procedimental. Reflejan tradiciones de larga data en el pensamiento histórico francés y nociones autorreferenciales de la identidad francesa. Además, están implicados en la vinculación de “el pasado y el futuro nacionales en una relación causal” [32].

ii) Enfrentarse y obsesionarse: colaboración

"Si hubieras inventado una máquina del tiempo y nos hubieras ofrecido alquilarla, no estoy seguro de que hubiéramos aceptado"
Marcel Ophuls [33]

Durante las últimas seis décadas, la relación entre la colaboración y la memoria colectiva francesa ha sido tumultuosa. Al intentar sincronizar el carácter del régimen de Pétain con el gran continuo de la historia francesa, los estudiosos han sugerido de diversas maneras que Vichy fue un "curioso interludio", una "aberración en la evolución de la República Francesa", o un producto más insidioso de la política. divisiones que asolaron la Francia de entreguerras. La hegemonía del mito gaullista en el período inmediato de la posguerra hizo que la memoria de Vichy permaneciera periférica y, como resultado del consiguiente vacío intelectual de esta izquierda, se saneara en gran medida [34]. Durante la década de 1970, sin embargo, surgió una profusión de desafíos a esta "amnesia" que transformó fundamentalmente la memoria pública de la ocupación [35]. El lanzamiento del documental iconoclasta de Ophuls, "La Chargin et la Pitie", hizo añicos la creencia generalizada de que toda la nación francesa se había unido en la resistencia contra los alemanes [36]. Del mismo modo, la monografía de Robert Paxton, "Vichy Francia: vieja guardia y nuevo orden", socavó la tesis de que Pétain había actuado como el "escudo" de la "espada" de De Gaulle, argumentando en cambio que el gobierno de Vichy había colaborado activamente con los nazis [37]. Una serie de escándalos judiciales y políticos incesantes en las décadas siguientes, especialmente los juicios de Touvier y Papon, junto con la controversia en torno a la conexión de Mitterrand con el exjefe de policía de Vichy, René Bousquet, trasladaron a Vichy al centro del recuerdo francés [38 ]. De hecho, esto llevó a Henry Rousso a postular que a finales de los ochenta la memoria francesa se había visto afectada por un supuesto "Síndrome de Vichy"[39].

Hay pocas dudas de que la rapidez de la salida de De Gaulle del alto cargo en 1969, junto con su muerte al año siguiente, contribuyó significativamente a la desintegración del consenso nacional con respecto a 1940-1944. Por ejemplo, la liberalización de la televisión estatal francesa, que ocurrió después y posiblemente como resultado de su muerte, fue fundamental para exponer al público a una visión más matizada de los años de la guerra [40]. Si bien la ausencia del General en la vida nacional contemporánea fue intelectualmente liberadora desde un punto de vista político-burocrático, fue quizás la desaparición de la encarnación física de La Resistencia que tuvo el mayor impacto en la memoria francesa, un proceso agravado por la continua desaparición electoral de la PCF[41].

Lo que realmente comenzó a "romper el espejo", como dice Rousso, fueron las monumentales protestas estudiantiles y los paros industriales de mayo de 1968. Una generación de estudiantes y trabajadores, que no tenían ninguna conexión temporal directa con la guerra, ni ningún interés creado en sostener una imagen políticamente conveniente de la ocupación, comenzó a cuestionar, entre otras cosas, el quietismo que impregnaba las representaciones de Vichy. El “repudio de un determinado tipo de sociedad”, por tanto, implicaba necesariamente la refutación de una “determinada visión de su historia” [42]. Los efectos de esta "bomba de tiempo cultural" en la progresión de la memoria nacional se han visto exacerbados en los últimos años por factores estructurales más amplios [43]. De hecho, la creciente fascinación por Vichy se ha superpuesto a todos los efectos y con un "bajo reflujo en la autoestima nacional". La inmigración masiva y los debates sobre la naturaleza cambiante de la identidad francesa no solo se han sumado a una sensación de "malestar nacional" y división social, sino que también han diluido la autoridad de una interpretación monolítica del pasado, al tiempo que han agregado una mayor multiplicidad a la memoria colectiva en general. [44]. La introspección comunitaria que esto fomenta posiblemente ha llevado a un ciclo de retroalimentación negativa que problematiza la relación entre la memoria y la identidad francesas. los "Síndrome de Vichy" & # 8211 que en parte surgió como una respuesta a condiciones sociales particulares & # 8211 ha oscurecido el papel constructivo desempeñado por las fuerzas francesas en el esfuerzo de guerra aliado & # 8211 una concepción que en sí misma había formado un componente importante de la posguerra positiva de Francia imagen [45].

Dejando a un lado las consideraciones internas, es evidente que una dinámica adicional que impulsó la actual preocupación francesa por Vichy fue el surgimiento, durante la década de 1960, de una memoria claramente judía de la Segunda Guerra Mundial [46]. Antes de 1967 Guerra de los Seis Días & # 8211 un evento que Pierre Nora identifica como el inicio de este proceso - dos factores habían impedido un amplio interrogatorio público sobre la complicidad de Vichy en el Holocausto [47]. En primer lugar, hubo un fracaso en la mayoría de las naciones europeas, incluida Francia, para reconocer las injusticias únicas sufridas por los judíos a manos de los alemanes. The experiences of resisters and deportees were often given equal, if not greater, weight to that of Jewish victims. Second, until the 1960s, there was a disinclination amongst Zionists to confront this interpretation. In essence, remembrance of the Shoah was “incompatible with the combative identity of the new state of Israel”[48].

As the edifices which had supported these stances began to crumble, the Holocaust, and in particular the French dimension of it, came to occupy a central position in the French consciousness – culminating with Jacques Chirac’s denunciation in 1995 of the “criminal insanity” of Petain’s regime in supporting the Third Reich’s genocidal policies[49]. The growth in Jewish memory coincided with, and contributed to, an intensification of France’s obsession with Vichy, and, in turn, deepened its post-war identity crisis. As Rousso points out, the lingering malign influence of Vichy has “played an essential if not primary role in the difficulties that the people of France have faced in reconciling themselves to their history” [50]. He further contends that the emphasis on a Judeo-centric understanding of the occupation has, in a detrimental sense, marginalised other narratives. Ironically, Rousso’s own work may have added to this development[51].

los ‘Vichy Syndrome’ in French collective memory is, therefore, reflective of a wider paradigm shift, indicative of post-modern European cultures, which has progressively undermined the constructive connection between the national past and future[52].

Since 1945, collective memory of the Second World War in France has been situated within a broader context of cultural, social, and political contestation concerning French national identity. It has substantially influenced, and in turn been influenced by, contemporary socio-structural conditions. The twin narratives of resistance and ‘self liberation’ were informed by the need to project a positive identity to a domestic and international audience, and provide the foundations for post-war social cohesion, in a manner which related to traditional interpretations of French history. The generational transformation of May 1968, together with the explosion of Jewish memory and wider structural changes in French society during the 1970s, contributed to the weakened potency of these images and the increasing centrality of Vichy in French memory.

The tension between La Resistance y el ‘Vichy Syndrome’ is arguably emblematic of the ambiguities of France’s wartime and post-war experience. In 2002, Jean-Marie Le Pen, the leader of the far-right National Front, stunned the world by reaching the second-round of the French Presidential elections. This result, as well as the public and political response to it, drew attention to the fact that the traumas of France’s wartime past are still very much at the forefront of the national psyche[53]. Remembering, then, does not occur in a vacuum – it is an inherently relational concept. In this sense, collective memory can be seen as a process of negotiation by a nation between its past, present, and future.

Bibliografía

Avni O ‘Foreword to the English Language Edition’ pp.vii-xvii in H Rousso The Haunting Past: History, Memory, and Justice in Contemporary France by (University of Pennsylvania Press, Philadelphia, 2002)

Bankwitz PF ‘French Defeat in 1940 and its Reversal in 1944-1945: The Deuxieme Division Blindee’ pp.327-353 in The French Defeat of 1940: Reassessments edited by Joe Blatt (Berghahn Books, Oxford, 1998)

Bloch M Strange Defeat: A Statement of Evidence Written in 1940 (Oxford University Press, Oxford, 1949)

Conan E and H Rousso Vichy: An Ever Present Past (University Press of New England, Hanover, 1998)

Davies L ‘Memories of De Gaulle make Cameron-Sarkozy Talks More Cordiale’ in The Guardian (London), 19 th June 2010 http://www.guardian.co.uk/world/2010/jun/18/sarkozy-cameron-talks-degaulle-celebrations (accessed 2nd April 2011)

Edelman M France: The Birth of the Fourth Republic (Penguin Books, New York, 1944)

Finney P Remembering the Road to World War Two: International History, National Identity, Collective Memory (Routledge, London, 2011)

Fishman S ‘The Power of Myth: Five Recent Works on Vichy France’ pp.666-673 in The Journal of Modern History Vol.67, No.3, Sept 1995

Gildea R ‘Myth, Memory and Policy in France Since 1945’ pp.59-75 in Memory and Power in Post-War Europe: Studies in the Presence of the Past (Cambridge University Press, Cambridge, 2002) edited by JW Muller

Gordon BM ‘The Vichy Syndrome Problem in History’ pp.495-518 in French Historical Studies Vol.19, No.2, Autumn 1995

Goslan RJ ‘The Legacy of World War II in France: Mapping the Discourses of Memory’ pp.73-101 in The Politics of Memory in Post-War Europe edited by RN Lebow et.al (Duke University Press, London, 2006)

Hellman J ‘Wounding Memories: Mitterrand, Moulin, Touvier, and the Divine Half-Lie of Resistance’ pp.461-486 in French Historical Studies Vol.19, No.2, Autumn 1995

Hoffmann S ‘In the Looking Glass’ pp.vii-xxvi in The Sorrow and the Pity: The People of France Under German Occupation (Paladin, St.Albans, 1975)

Hoffmann S ‘The Trauma of 1940: A Disaster and its Traces’ pp.354-370 in The French Defeat of 1940: Reassessments edited by Joe Blatt (Berghahn Books, Oxford, 1998)

Jackson P ‘Post War Politics and the Historiography of French Strategy and Diplomacy Before the Second World War’ pp.870-905 in History Compass , 4/5, 2006

Judt T ‘The Past is Another Country: Myth and Memory in Post-War Europe’ pp.157-183 in Memory and Power in Post-War Europe: Studies in the Presence of the Past (Cambridge University Press, Cambridge, 2002) edited by JW Muller

Kedward R ‘La Vie en Bleu: France and the French since 1900’ (Penguin Books, London, 2006)

Kuisel R Seducing the French: The Dilemma of Americanisation (University of California Press, Berkley, 1993)

Lagrou P ‘Victims of Genocide and National Memory: Belgium, France and the Netherlands 1945-65’ pp.489-421 in The World War Two Reader edited by G Martel (Routledge, London, 2004)

Lagrou P The Legacy of Nazi Occupation: Patriotic Memory and National Recovery in Western Europe 1945-1965 (Cambridge University Press, Cambridge, 2000)

Larkin M France Since the Popular Front: Government and People 1936-1996 (Oxford University Press, Oxford, 1988)

Lichfield J ‘Patriotism and Pride Come First as Sarkozy Takes Power’ in The Independent (London), 17 th May 2007 http://www.independent.co.uk/news/world/europe/patriotism-and-pride-come-first-as-sarkozy-takes-power-449162.html (accessed 2nd April 2011)

Little A ‘Paris Liberation Myth Erases Allies’ in BBC News , 25 th August 2004 http://news.bbc.co.uk/1/hi/world/europe/3595434.stm (accessed 2nd April 2011)

Munholland K ‘Wartime France: Remembering Vichy’ pp.801-820 in French Historical Studies Vol.18, No.3, Spring 1994

Paxton R ‘Foreword’ pp.ix-xiii in Conan E and H Rousso Vichy: An Ever Present Past (University Press of New England, Hanover, 1998)

Paxton R Vichy France: Old Guard and New Order, 1940-1944 (Columbia University Press, New York, 1972)

Reynolds D ‘1940: Fulcrum of the Twentieth Century’ pp.325-350 in International Affairs , Vol.66, No.2, April 1990

Rousso H ‘Justice, History and Memory in France: Reflections on the Papon Trial’ pp.277-294 in Politics and the Past: On Repairing Historical Injustices

Rousso H The Vichy Syndrome: History and Memory in France since 1944 (Harvard University Press, London, 1990)

Suleiman SR Crises of Memory and the Second World War (Harvard University Press, London, 2006)

Wood N Vectors of Memory: Legacies of Trauma in Post-War Europe (Berg, Oxford, 1999)

[1] Goslan RJ ‘The Legacy of World War II in France: Mapping the Discourses of Memory’ pp.73-101 in The Politics of Memory in Post-War Europe edited by RN Lebow et.al (Duke University Press, London, 2006) p.73

[2] ver Reynolds D ‘1940: Fulcrum of the Twentieth Century’ pp.325-350 in International Affairs , Vol.66, No.2, April 1990 p.326, además Bloch M Strange Defeat: A Statement of Evidence Written in 1940 (Oxford University Press, Oxford, 1949), y Kedward R ‘La Vie en Bleu: France and the French since 1900’ (Penguin Books, London, 2006) p.245-271

[3] ver Bankwitz PF ‘French Defeat in 1940 and its Reversal in 1944-1945: The Deuxieme Division Blindee’ pp.327-353 in The French Defeat of 1940: Reassessments edited by Joe Blatt (Berghahn Books, Oxford, 1998) p.335-342 and p.353

[4] Finney P Remembering the Road to World War Two: International History, National Identity, Collective Memory (Routledge, London, 2011) p.179

[5] Goslan RJ ‘The Legacy of World War II in France’ p.75

[6] Avni O ‘Foreword to the English Language Edition’ pp.vii-xvii in H Rousso The Haunting Past: History, Memory, and Justice in Contemporary France by (University of Pennsylvania Press, Philadelphia, 2002) p.ix-x

[7] Edelman M France: The Birth of the Fourth Republic (Penguin Books, New York, 1944) p.62

[8] Jackson P ‘Post War Politics and the Historiography of French Strategy and Diplomacy Before the Second World War’ pp.870-905 in History Compass , 4/5, 2006 p.870-872

[9] Conan E and H Rousso Vichy: An Ever Present Past (University Press of New England, Hanover, 1998) p.160

[10] Jackson P ‘Post War Politics’ p.872

[11] Gildea R ‘Myth, Memory and Policy in France Since 1945’ pp.59-75 in Memory and Power in Post-War Europe: Studies in the Presence of the Past (Cambridge University Press, Cambridge, 2002) edited by JW Muller p.59-60

[12] ver Rousso H The Vichy Syndrome: History and Memory in France since 1944 (Harvard University Press, London, 1990) p.60-97

[13] Larkin M France Since the Popular Front: Government and People 1936-1996 (Oxford University Press, Oxford, 1988) p.124-125

[14] Suleiman SR Crises of Memory and the Second World War (Harvard University Press, London, 2006) p.14

[15] Lagrou P The Legacy of Nazi Occupation: Patriotic Memory and National Recovery in Western Europe 1945-1965 (Cambridge University Press, Cambridge, 2000) p.39

[16] Goslan RJ ‘The Legacy of World War II in France’ p.78-80, quote at p.79

[18] Gildea R ‘Myth, Memory and Policy in France Since 1945’ p.60-62

[19] Little A ‘Paris Liberation Myth Erases Allies’ in BBC News , 25 th August 2004 http://news.bbc.co.uk/1/hi/world/europe/3595434.stm (accessed 2nd April 2011)

[20] Lagrou P The Legacy of Nazi Occupation p.39

[21] Kuisel R Seducing the French: The Dilemma of Americanisation (University of California Press, Berkley, 1993) p.48-49

[22] Hoffmann S ‘The Trauma of 1940: A Disaster and its Traces’ pp.354-370 in The French Defeat of 1940: Reassessments edited by Joe Blatt (Berghahn Books, Oxford, 1998) p.365-367

[23] Gildea R ‘Myth, Memory and Policy in France Since 1945’ p.63

[24] Goslan RJ ‘The Legacy of World War II in France’ p.78

[25] Suleiman SR Crises of Memory p.15-17

[26] French Communist Party, Hoffmann S ‘In the Looking Glass’ pp.vii-xxvi in The Sorrow and the Pity: The People of France Under German Occupation (Paladin, St.Albans, 1975) p.xii

[27] Goslan RJ ‘The Legacy of World War II in France’ p.79-80

[28] Hellman J ‘Wounding Memories: Mitterrand, Moulin, Touvier, and the Divine Half-Lie of Resistance’ pp.461-486 in French Historical Studies Vol.19, No.2, Autumn 1995, p.476

[29] Wood N Vectors of Memory: Legacies of Trauma in Post-War Europe (Berg, Oxford, 1999) p.24 and Goslan RJ ‘The Legacy of World War II in France’ p.80

[30] Finney P Remembering the Road to World War Two p.179

[31] ver Lichfield J ‘Patriotism and Pride Come First as Sarkozy Takes Power’ in The Independent (London), 17 th May 2007 http://www.independent.co.uk/news/world/europe/patriotism-and-pride-come-first-as-sarkozy-takes-power-449162.html y Davies L ‘Memories of De Gaulle make Cameron-Sarkozy Talks More Cordiale’ in The Guardian (London), 19 th June 2010 http://www.guardian.co.uk/world/2010/jun/18/sarkozy-cameron-talks-degaulle-celebrations (both accessed on 2nd April 2011)

[32] Wood N Vectors of Memory p.31

[33] Rousso H The Vichy Syndrome p.112

[34] Munholland K ‘Wartime France: Remembering Vichy’ pp.801-820 in French Historical Studies Vol.18, No.3, Spring 1994 p.802-804

[35] Goslan RJ ‘The Legacy of World War II in France’ p.80

[36] Fishman S ‘The Power of Myth: Five Recent Works on Vichy France’ pp.666-673 in The Journal of Modern History Vol.67, No.3, Sept 1995 p.666

[37] Paxton R Vichy France: Old Guard and New Order, 1940-1944 (Columbia University Press, New York, 1972) p.51

[38] Rousso H ‘Justice, History and Memory in France: Reflections on the Papon Trial’ pp.277-294 in Politics and the Past: On Repairing Historical Injustices p.279 and p.283

[39] Rousso H The Vichy Syndrome p.132

[40] Hoffmann S ‘In the Looking Glass’ p.x-xi

[41] Goslan RJ ‘The Legacy of World War II in France’ p.81 y Judt T ‘The Past is Another Country: Myth and Memory in Post-War Europe’ pp.157-183 in Memory and Power in Post-War Europe: Studies in the Presence of the Past (Cambridge University Press, Cambridge, 2002) edited by JW Muller p.59-60

[42] Rousso H The Vichy Syndrome p.98

[44] Goslan RJ ‘The Legacy of World War II in France’ p.76

[45] Paxton R ‘Foreword’ pp.ix-xiii in Conan E and H Rousso Vichy: An Ever Present Past (University Press of New England, Hanover, 1998) p.xii

[46] Rousso H The Vichy Syndrome p.132

[47] Goslan RJ ‘The Legacy of World War II in France’ p.81

[48] Lagrou P ‘Victims of Genocide and National Memory: Belgium, France and the Netherlands 1945-65’ pp.489-421 in The World War Two Reader edited by G Martel (Routledge, London, 2004) p.409-411

[49] Goslan RJ ‘The Legacy of World War II in France’ p.98

[50] Gordon BM ‘The Vichy Syndrome Problem in History’ pp.495-518 in French Historical Studies Vol.19, No.2, Autumn 1995 p.502

[52] ver Wood N Vectors of Memory p.1-11

[53] Goslan RJ ‘The Legacy of World War II in France’ p.99

Written by: James Chisem
Written at: Aberystwyth University
Written for: Dr Patrick Finney
Date written: March 2011


22 May 1944 - History

Documentos sobre Alemania, 1944-1959: documentos de antecedentes sobre Alemania, 1944-1959 y una cronología de los acontecimientos políticos que afectaron a Berlín, 1945-1956
(1959)

Declaration by the German Federal Republic, on aid to Berlin, May 26, 1952, pp. 99-100 PDF (795.2 KB)

Declaration by the Allied (Western) Kommandatura, on Berlin, May 26, 1952, pp. 100-102 PDF (1.1 MB)

Este material puede estar protegido por leyes de derechos de autor (por ejemplo, Título 17, Código de EE. UU.). Para obtener información sobre la reutilización, consulte: http://digital.library.wisc.edu/1711.dl/Copyright

& copy Esta compilación (incluido el diseño, el texto introductorio, la organización y el material descriptivo) tiene los derechos de autor de la Junta de Regentes del Sistema de la Universidad de Wisconsin.

Este derecho de autor es independiente de cualquier derecho de autor sobre elementos específicos dentro de la colección. Debido a que las bibliotecas de la Universidad de Wisconsin generalmente no poseen los derechos sobre los materiales de estas colecciones, consulte la información de propiedad o derechos de autor que se proporciona con los elementos individuales.

Las imágenes, el texto u otro contenido descargado de la colección se pueden usar libremente con fines educativos y de investigación sin fines de lucro, o cualquier otro uso que esté dentro del ámbito del "Uso legítimo".

En todos los demás casos, consulte los términos proporcionados con el artículo, o contacta con las Bibliotecas.


Academic Books, Articles and Law Reviews

Epstein, Lee and Thomas G. Walker. 2016. Constitutional Law for a Changing America: Rights, Liberties, and Justice, 9th Edition. Washington, D.C.: CQ Press.

Minami, Dale, Serrano K. Susan. “Korematsu v. United States: A Constant Caution a Time of Crisis.” Asian American Law Journal. Volumen 10 Issue 1. Jan. 2003.

Rountree, Clarke. “Instantiating “the law” and its dissents in Korematsu v. United States: A dramatistic analysis of judicial discourse.” Quarterly Journal of Speech, 87:1, 1-24.


Ver el vídeo: 28 Панфиловцев. Смотреть весь фильм (Enero 2022).